5 consejos para vivir saludable

El estilo de vida de muchas personas implica trabajar muchas horas y dormir pocas, aunado a una escasa o nula actividad física durante el día y una alimentación basada en comida rápida o incluso “chatarra”, esto provoca graves afectaciones en la salud de las personas. Aquí te damos cinco consejos sencillos pero eficaces para que puedas vivir una vida saludable.

  1. Una alimentación adecuada es un aspecto clave para que te sientas mejor en tu día a día. Hace poco escribimos sobre la dieta mediterránea, un estilo alimenticio que promueve un alto consumo de vegetales, frutos y granos, y un consumo bajo de carnes. Se ha comprobado que este régimen alimenticio trae beneficios a la salud de las personas. Si quieres saber más, aquí puedes consultar la entrada que escribimos al respecto.
  2. El ejercicio es fundamental para que tu cuerpo no se vea tan afectado por un estilo de vida sedentario. Lo recomendable es hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio al día, puedes ir a un gimnasio para que un especialista diseñe una rutina pensada específicamente en tu cuerpo. Sin embargo, si no tienes tiempo de esto, también puedes salir a correr a algún parque, o incluso realizar ejercicios cardiovasculares dentro de tu hogar. Lo importante no es dónde te ejercites, sino que te mantengas activo.
  3. Otro aspecto relevante, pero que muchas veces es ignorado, es el descanso. Tu cuerpo necesita de tiempo de reposo para poder recuperar energías y así tener la capacidad de operar siempre con el mejor rendimiento. No desestimes unas buenas horas de sueño, pues si duermes poco tu cuerpo, aunque te sientas despierto, no tendrá la misma capacidad de reacción que un cuerpo bien descansado. Recuerda que las horas recomendadas de sueño son: Entre 9 y 11 horas los niños pequeños; y entre 7 y 9 para jóvenes y adultos, pero nunca menos de 6 horas.
  4. Si bien a veces las obligaciones laborales o escolares no lo permiten, es importante dedicar unas horas de nuestro día a actividades recreativas. Esto ayudará a que te sientas mejor anímicamente, y se verá reflejado de manera automática en la manera en que actuamos en el día a día. Es importante mantener algunos hobbies y dedicarles algo de tiempo para balancear las obligaciones con los gustos propios.

Ojo, si bien una actividad recreativa es la convivencia con amigos que muchas veces implica el consumo de bebidas con alcohol, es importante saber que el exceso sólo agravará tus malestares físicos y mentales. Si eres adulto, no tienes complicaciones de salud y no estás embarazada, un par de copas no hacen daño, claro, siempre con moderación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ir al Inicio