A 15 años del alcoholímetro

Uno de los ejes rectores de la Fundación Pernod Ricard es fomentar el consumo responsable de alcohol, y de ello se deriva una de nuestras mayores prioridades como productores y distribuidores de vinos y licores, generar consciencia sobre los riesgos de conducir bajo los efectos de las bebidas alcohólicas. De la mano de socios como la Fundación de Investigaciones Sociales A.C. (FISAC) damos a conocer datos relevantes para revertir esta práctica.

El Programa Nacional de Alcoholimetría “Conduce sin Alcohol” ha generado un impacto positivo en la calidad de vida de todos los mexicanos. Este programa, que nació en 2003 en la Ciudad de México (entonces Distrito Federal) ha logrado un avance verdaderamente significativo, reducir los accidentes de tránsito relacionados con alcohol en un 35%.

¿Cómo inició este programa?

Todo comenzó en 2002, cuando las autoridades capitalinas invitaron a Rudolph Giuliani, entonces alcalde de la ciudad de Nueva York, para asesorar el desarrollo de la estrategia de seguridad pública.

Con la asesoría del alcalde estadounidense se generó una estrategia conjunta con el entonces subsecretario de Prevención del Delito y Participación Ciudadana, Dr. Manuel Mondragón y Kalb, quien hoy es titular de la Comisión Nacional Contra las Adicciones (CONADIC), así se diseñó e implementó el programa Conduce sin Alcohol, y poco después, el viernes 19 de septiembre de 2003, se instaló por primera vez un punto de revisión nocturno que operó posteriormente los días jueves, viernes y sábado, dejando el precedente para uno de los programas más efectivos a nivel nacional.

Desde entonces el sistema no ha parado. En sus primeros cuatro años de operación se remitieron a más de 35,000 personas al llamado “Torito”. La efectividad del programa fue tal que pasó de ser un operativo exclusivo de la Ciudad de México, a expandirse por todo el país gracias a un decreto presidencial y al trabajo coordinado de la CONADIC y FISAC.

Es así como poco a poco el Programa Nacional de Alcoholimetría ha comenzado a capacitar oficiales de seguridad para ser parte de las revisiones nocturnas de automóviles, cubriendo 379 municipios de los cuales 177 presentan altos índices de accidentes viales relacionados con el consumo de alcohol, esto quiere decir que cerca del 80% del territorio nacional que enfrentaba esta problemática hoy se encuentra protegido por el programa “Conduce sin Alcohol”.

Así que ya lo sabes, este tipo de operativos están diseñados para generar condiciones de seguridad y bienestar para todos los mexicanos. Por lo que si alguna vez te detiene algún oficial en una revisión nocturna de alcoholimetría, toma en cuenta que podría estar salvando tu vida y la de muchas otras personas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ir al Inicio